La DETONACIÓN, un riesgo cada día más común en los motores de nuestros coches


La detonación es un problema que afecta al funcionamiento del motor, que se debe de corregir para evitar poner en peligro la vida del motor, evitar el consumo excesivo, la pérdida de potencia y el aumento de la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.


El fenómeno de la detonación sucede en el interior de la cámara de combustión. Uno de los factores que causa la detonación espontánea dentro de la cámara, es la sobre compresión o exceso de compresión en nuestro motor.


¿Pero, qué es la detonación? La chispa de la bujía provoca una llama que se propaga a lo largo del cilindro y crea una combustión casi completa de la mezcla. La detonación es, cuando la combustión de la mezcla aire/combustible explota antes de la llegada del cilindro al punto muerto superior. Este fenómeno provoca un aumento repentino de la presión y temperatura en el cilindro, lo que puede causar daños que van desde la junta de la culata, hasta agujeros en el pistón y culata.


La detonación hace que la presión máxima del cilindro producida por la explosión de la mezcla aire/combustible se produzca fuera de la posición óptima del pistón, es decir, que además de poder destruir el motor, la detonación reduce la potencia del motor.

En los motores con turbo, la aparición de este fenómeno es más común. El turbo-compresor envía al motor aire mucho más denso y también mucho más caliente. El aire caliente, que entra en el cilindro a través del proceso de compresión, eleva la temperatura aún más. Si la temperatura de ignición del combustible se alcanza durante la compresión, tenemos una detonación y daños en el motor.


Otro factor que aumenta las posibilidades de detonación es la alta compresión en los motores modernos. El constante aumento de la rigidez de las normas para la reducción de la emisión de gases tóxicos, ha provocado que los fabricantes de motores aumenten la tasa de compresión. Con el aumento de la compresión, es posible tener motores de menor volumen generando la misma potencia, que antes, sólo se podía lograr con motores de mayor volumen.


Con el aumento de la compresión, la emisión de gases como el CO (monóxido de carbono) y los hidrocarburos, se ha reducido drásticamente, pero las emisiones de NOx se incrementan quedándose en gran parte en el catalizador. En otras palabras, el aumento de la tasa de compresión aumenta el rendimiento del motor y reduce las emisiones de gases, pero aumenta la probabilidad de la aparición de la detonación.


Los motores de hoy, están equipados con sensores de detonación, detectando la frecuencia exacta de detonación. Retardan si es preciso la ignición, reducen la demanda de combustible, disminuyen la potencia y el PAR motor, de ese modo protegen al motor de una ruptura, pero qué pasa cuando se exceden esos parámetros, más de lo que las centralitas son capaces de controlar, el motor rompe en poco tiempo.


La detonación puede que no rompa el motor la primera vez, pero si persiste durante algún tiempo, el desplazamiento más rápido de los gases de combustión, que chocan contra los extremos de la cámara generará un aumento continuado de la temperatura de los componentes, que puede dar lugar a una fisura en la culata, un agujero en la cabeza del pistón o daños en el cilindro.





Qué síntomas nos pueden alertar de que sufrimos detonaciones en nuestro vehículo, el más común el sonido metálico del motor, con un repiqueteo metálico que nos puede parecer normal porque lo oímos en muchos vehículos, pero no lo es.

Qué podemos hacer para evitar su aparición, llevar el mantenimiento periódico recomendado por el fabricante, no pisar el acelerador a fondo a bajas revoluciones, repostar combustibles de calidad huyendo de las ofertas y precios bajos. El octanaje del combustible indica el índice de detonación del mismo, el combustible con mayor octanaje previene las detonaciones fuera de tiempo ,el de bajo octanaje facilita las detonaciones fuera de tiempo.


Tanto para evitar su aparición, como para corregirla si ya la padecemos, la TECNOLOGÍA CONVERGENTE nos puede ayudar de una manera rápida y sencilla. En el primer supuesto evitará su aparición incorporándolo al mantenimiento periódico del vehículo cada cambio de aceite y en el segundo supuesto la corregirá, si aún no se ha producido ningún desgaste de material que lo haga irreversible.



Featured Posts
Video Testimonios
Search By Tags
No hay tags aún.