Javier Mort de GPS Turismo Activo


Mi todo terreno estaba dormido y casi muerto, no subía de rpm, sacaba humo, el motor sonaba mucho y las 4.000 rpm no las veía desde que los nacionales entraron por el cabezo de Santa Bárbara.

Cabía pensar que con esos síntomas el motor estaba en sus últimos estertores, pues no era así, aunque parezca mentira con el ORM de Efiauto fue suficiente para volverlo a la vida

La restauración de los patrones de inyección y valores de motor fueron los causantes de esa transformación mágica, ahora creo todo lo que había oído sobre el ORM y por supuesto lo voy a incorporar al plan de mantenimiento habitual de mi vehículo para evitar la pérdida de prestaciones del motor. "


Featured Posts
Video Testimonios
Search By Tags
No hay tags aún.