ORM

OPTIMIZACIÓN RENDIMIENTO DEL MOTOR

Estudios recientes demuestran que con tan solo la variación y alteración del tamaño de la gota de combustible rociada por los inyectores en cada cilindro producen varias consecuencias no deseables.

Por una parte aumenta el consumo de combustible de una manera progresiva con el paso de los kilómetros, aumentan las emisiones contaminantes de una manera progresiva y se acorta de una manera muy significativa la vida útil del motor además de generar averías de motor con mucha más frecuencia de lo habitual, pudiendo llegar a perforar el pistón si el inyector llegase a chorrear.

Mi Magnun 430 es otro después de una optimización  del rendimiento del motor.
Reproducir video
repro.jpg

Llevar periódicamente un mantenimiento de Optimización del Rendimiento del Motor o ORM, reporta un ahorro importante de consumo, por ejemplo un test efectuado en un camión Magnun 430 con 1.500.000 kilómetros se ahorraron después del OMR 100 litros de combustible en cada repostaje.

La cantidad de litros de combustible ahorrados dependerá del grado de desviación de los patrones de inyección y del resto de valores desviados que tenga el vehículo en particular,  la media constatada en turismos en los ensayos realizados está en una horquilla de entre 1 a 4 litros a los 100 Km o lo que es lo mismo entre 50-100 Km más recorridos por depósito repostado.

La desviación de los patrones de inyección junto con el resto de valores desviados los lee centralita a tiempo real, mediante sensores y adapta el rendimiento del motor al peor valor de inyección, como consecuencia cada vez el motor tiene menos prestaciones ( lo que comúnmente se denomina motor dormido o capado ) se muestra perezoso, sube más lento de rpm, pierde velocidad punta, es lento en aceleraciones y recuperaciones, tiene menos PAR motor, etc.

Otra consecuencia de alterarse los patrones de inyección es una quema deficiente del combustible dentro de la cámara de combustión y esto genera a la larga muchos problemas y muy caros.

asociado.jpg

Al quemar mal el combustible se genera mayor cantidad de residuos que rápidamente se depositan en la admisión, EGR, Turbo, Catalizador, Filtro de Partículas, cabezas de Pistones, Válvulas etc…con las consecuencia que todos conocemos, la obstrucción de los sistemas de admisión y escape.

Aunque se sustituyan los componentes averiados, si no se corrige el origen del problema que es una inyección y quema deficiente, en breve tendremos otra avería que puede llegar a perforar el pistón.

Además la quema deficiente del combustible multiplica la generación de emisiones contaminantes que salen por el escape de nuestro vehículo.

Según los test efectuados el ORM corrige este exceso de emisiones, vehículos testados de los años 2006 y 1996 que han llevado un mantenimiento periódico ORM dan unos test de opacidad magníficos.

RENAULT Megane

Vehículo diésel con turbo del año 2006 cuenta con 305.000 Km, la legislación vigente le permite emitir hasta 2.5 m1, en la ITV dio un valor de emisiones de 0.00 m1.

IMG_6460.JPG
SEAT Inca

Vehículo del año 1.996 con 200.000 Km, la legislación vigente le permite emitir hasta 3.0 m1, en la ITV dio un valor de emisiones de 0.001 m1

ITVINCA.jpg
NISSAN Terrano II

Todoterreno diésel con turbo del 2001 con 166.000 Km, la legislación vigente le permite emitir hasta 2.5 m1, en la ITV dio un valor de emisiones de 0.02 m1.

ITVTERRANOO.jpg

653 673 164

¿Más información? Contáctanos

Contáctanos por teléfono o mediante nuestros canales sociales.